jueves, 16 de febrero de 2012

Ir a un taller literario



Segun cuenta John Gardner, escritor y profesor de literatura creativa, "El escritor que evita asistir a talleres literarios (u otra actividad que reúna a escritores en ciernes) probablemente añade dificultades a su tarea”

¿Es bueno apuntarse a un taller literario?
¿Por qué?

Aquí tenéis algunas claves:

1. Porque a escribir se aprende
Escribir es un oficio, y, como tal, puede aprenderse. De la misma forma que los pintores, arquitectos, etc… estudian para hacer mejor su trabajo los escritores/as pueden hacer lo mismo y ese es el objetivo de un taller literario, desarrollar el talento gracias a la teoría, la práctica y los comentarios especializados.

2. Porque es bueno tener una base teórica
Una de las primeras cosas que vas a recibir en un taller literario es orientación teórica sobre el oficio de escribir y/o sobre el género en concreto que te interesa (poesía, novela, relato…). Tener claras algunas bases teóricas siempre va a venir bien, incluso si después quieres romper las reglas que has aprendido.

3. Porque te encontrarás con otras personas a las que también les gusta escribir
Emprender la aventura de escribir en compañía siempre resulta gratificante ya que la escritura es una actividad bastante solitaria. Tus compañeros/as hacen que el taller resulte más entretenido, e incluso pueden llegar a convertirse en verdaderos amigos/as.

4. Porque leerás, y la lectura es el alimento de la escritura
Otra de las ventajas de un taller es que, además de teoría, te proporcionarán lecturas, te descubrirán autores y estilos que pueden resultarte interesantes e incluso abrirte caminos. Además, leer es imprescindible para escribir: es a la vez aprendizaje, aliento y, por supuesto, emoción.

5. Porque te darán propuestas de trabajo para animarte a escribir
Tanto si estás bloqueado como si estás empezando a iniciarte en la escritura, las tareas que te proponen en un taller te pueden dar ideas para arrancar. Puedes tomártelo como un juego y así, sin presiones, escribirás tranquilamente.

6. Porque conseguirás una rutina de trabajo
Las fechas de entrega de los trabajos, semanales o quincenales, harán que busques un hueco (el domingo por la tarde, el martes por la noche, el viernes al mediodía…) que se transforme en tu momento semanal de escritura. Lo mismo que en el deporte o que en cualquier otra actividad, no hay nada mejor para desarrollar tus habilidades literarias que desarrollar un ritmo de trabajo.

7. Porque los comentarios de los profesores te ayudarán a mejorar
Si tus escritos no te acaban de convencer y no sabes por qué… tal vez los comentarios de un/a profesor/a del taller literario te pueden dar la clave. Serán tu apoyo para avanzar y mejorar tu estilo. Además los profesores están a tu disposición para contestar a tus dudas.

8. Porque te puede servir para experimentar y transgredir tus propios límites
Las propuestas de escritura de los talleres y el ambiente de confianza de estar entre compañeros escritores pueden hacer que te animes a probar estilos o técnicas diferentes y arriesgadas.

9. Porque es divertido
Debemos escribir, ante todo, para nuestro propio placer. En un taller toda la mecánica (tareas, comentarios, lecturas, chats, foros para conocer a tus compañeros, incluso juegos) está diseñada para que te lo pases bien escribiendo.

10. Porque es una forma de empezar a darse a conocer
Apuntarte a un taller puede significar dar ese pequeño salto de escribir solo para ti a tener, de repente, lectores. Tanto tu profesor como tus compañeros juegan ese papel y, por tanto, entras de lleno en un mundo más literario. Además, también en un taller puedes conocer a personas interesantes que luego pueden ser coautores contigo, montar una revista (como “En sentido figurado”, ciberrevista que surgió de nuestros talleres) o te pueden dar pistas o contactos para publicar.


Manel Aljama (,2012)

8 comentarios:

  1. Muy buenas razones!!
    Es divertido aprender sobre lo que a uno le gusta, y resulta muy motivador.
    Mi blog surgió del animo de profe y compis a seguir escribiendo tras mi primer curso. Qué gran descubrimiento! Me encantó la experiencia y tuve que repetir y seguir avanzando... Jejeje! Eso si, siempre que sea posible, recomendaría cursos presenciales ante los virtuales, sin mucho más interactivos y con permiten un feedback más completo.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y comentario.
      Los cursos son útiles tanto para lo bueno como para lo malo.
      Lo principal es leer, leer mucho y si es bueno mejor!
      Un saludo

      Eliminar
  2. Sí, sí... ok con todas esas razones para asistir a un taller literario, pero a ver, la pregunta subsiguiente es: ¿y donde están/se dan los talleres literarios?. Yo personalmente Manel, solo conozco en Sevilla el máster de la universidad sobre "escritura creativa", pero, para poder asistir a ese máster, te lo tiene que asignar el Distrito Único Andaluz... y la DUA tiene unos procedimientos que, es más fácil te toque la loteria, fíjate que te digo.

    Millonazo de besitos gordotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ali por estar ahí.
      Te he contestado en privado.

      Eliminar
  3. !Manel por Dios... qué dificilisimo es dejate un comentario con eso de "demuestra que no eres un robot y escribe las dos palabras...", oye, una de las palabras está distorsionada, y es digamos que dificilla de c...nes de atinar, te lo aseguro!. Bueno, allá voy, a ver si tengo suertecilla con los palabros para la publicación de éste.
    Besitos gordotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son más que suficientes razones para anotarse en un taller literatio. Tengo muchas ganas de hacerlo, no es el momento, pero ya llegará.
      Besos tía Elsa.

      Eliminar

Gracias por tu colaboración.